La competitividad es uno de los aspectos del día a día, en la actualidad existen miles de profesionales que buscan trascender en lo laboral, y ante el enorme volumen de competidores, es fundamental sobresalir del resto y para ello se necesita trabajar en una marca personal sólida y que llame la atención de las personas.

Trabajar en una marca personal, es construir un sello propio que aumente el valor de un profesional en el mercado laboral sumamente competido, como todo un emprendedor,  la premisa de este concepto es que al igual que las marcas comerciales, se debe trabajar en proyectar una imagen diferente y llena de cualidades, sin caer en la exageración, siendo relevantes y sobresaliendo como persona y profesional.

Entonces, podemos establecer que la marca personal consiste en aplicar las mismas estrategias que utilizan las empresas para promocionar sus marcas, viéndonos a nosotros mismos como un “producto que vender”; la idea consiste en entender que vendemos nuestro perfil profesional como si fuese la marca de una empresa.

IMAGEN 1

Sigue estos sencillas recomendaciones

Eso resulta nada fácil, con frecuencia solemos tropezar con los mismos errores una y otra vez, pero es una oportunidad para hacer una evaluación y corregir nuestra marca personal.

A continuación, te compartiremos los principales errores por los cuales una marca personal se vuelve intrascendente para las personas y empresas:

1.- PROMOCIONARSE EN EXCESO

El exceso de promoción es una de las cosas más detestadas en casi todos los ámbitos; si tu marca personal es fuerte, no vas a necesitar realizar ningún tipo de promoción adicional de ti mismo o de tu empresa, todos van a conocerte y van a venir a buscarte por consecuencia de tu estrategia y de tus resultados, no por el exceso de promoción.

No intentes forzar la situación y conseguir que el resto hable de ti antes de habértelo ganado, pues lo que dirán sobre ti no será positivo; lo ideal es alcanzar la naturalidad, cuando alguien se autopromoción regularmente llega a generar entre las personas un sentido de egocentrismo, que al final termina por ser una desventaja.

Con las nuevas tecnologías, llega una tentación muy peligrosa para los profesionales que desean crear su marca personal,  Google+, LinkedIn, Twitter y Facebook, son herramientas que dan la posibilidad de tener acceso a una mayor información y con un sólo clic puedes hacer que te conozcan, sin embargo, el estar constantemente promocionándose hace que se pierda el interés  en la personas.

En las redes sociales, en común encontrar a personas que todo el tiempo están conectadas y publicando, además sus perfiles están muy mal construidos, recuerda que cada red está conformada por públicos diversos y su objetivo es muy diferente entre sí, ante esta situación lo mejor es construir un perfil con imágenes e información adaptadas al estilo que cada red.

IMAGEN 2

Imagen Original de: https://martamoralescastillo.files.wordpress.com/

2. SER INCONSTANTE

Si has trabajado duro en la creación de tu marca personal, seguramente los profesionales comenzarán a hablar sobre ti y así tu marca se hará fuerte, pero si dejas de trabajarla, acabarás por perder todo lo que has ganado.

Debes ser consistente y trabajar de manera regular en cada uno de los medios, si tienes desactualizado tu blog, tu perfil de Linkedin o simplemente dejas de asistir a eventos o dejas de contactar a las personas con las que hablabas anteriormente, todos empezarán a “olvidarse” de ti.

Por eso, siempre es mejor estar presente en pocos sitios, pero de manera regular y con una constancia profesional, que estar en todas partes sin control ni regularidad; si tú marca personal se ha empezado a establecer con efectividad debes de mantenerte vigente, constante en las actividades relacionadas a tu sector, sea laboral o personal, recuerda que crear una buena conjunción entre estos dos puntos puede abrir puertas que ni siquiera sabias que existían.

3. NO DEFINIR LAS PRIORIDADES

La marca personal se tiene que construir paso a paso, definiendo las prioridades y el tipo de trabajo que se requiere, muchos profesionales caen en el error de crear su marca de forma rápida y sin prestar atención en aspectos que podrían volverse una carga antes que un beneficio.

Lo ideal es ir construyendo poco a poco tu marca personal, establecer una disciplina y un calendario que te permita tener organizado la forma y el tipo de promoción que le darás a tu marca personal.

Recuerda que para que sea exitosa, debes establecer desde las bases lo que deseas proyectar: Nombre, Mensaje,  Valores, Tono e Imagen, a cada uno de ellos deberás asignarle un tiempo para desarrollarlos de forma óptima y por supuesto definir los canales atreves de los cuales buscaras que tenga presencia tu marca.

4. OLVIDARSE DEL NETWORKING

Desde el punto de vista práctico, el “Networking” es la capacidad de generar y de mantener relaciones personales que, a largo plazo, conlleven un beneficio para todas las partes implicadas en la relación.

Gracias al “Networking”, las empresas y los profesionales independientes pueden entrar en contacto con nuevos clientes, trabajadores, proveedores e incluso mercados no explotados.

Ahora que sabemos del poder del Networking, establecer contactos y olvidarlos  puede dejarnos “aislados” del resto; puedes ofrecer mucho, ser muy diferente y contar con cualidades excepcionales, pero si nadie las conoce no servirán de nada.

Haz contactos cada día, habla con personas nuevas, ofrécete para colaborar y genera todo el valor que puedas en tus contactos; un buen contacto puede ser la llave que te abra la puerta hacia un empleo, hacia una relación importante o un cliente.

Si no tienes contactos, nada va a pasar, pero si tienes muchos contactos, las cosas ocurrirán debido a que el nombre de tu marca  va a estar en boca de muchas personas.

5. COPIAR LA ESTRATEGIA DE OTRO

A pesar de lo importante que es encontrar la inspiración para tu marca personal al ver el trabajo, la estrategia y el cómo consiguieron el éxito otras personas, si seguimos el mismo camino, no llegaremos a ningún lado.

Recuerda que el objetivo de la marca es mostrarte como un profesional diferente y sobresalir del resto; es bueno tomar algunas ideas de otras personas, pero siempre tienes que adaptarlas a tu propia identidad, al final tú tienes cualidades, experiencias, conocimientos que te hacen único y son las que debes resaltar.

Tienes que conseguir dejar huella, para ser elegible y así conseguir que los demás te consideren alguien a tener en cuenta; para conseguir esto hay que responder la pregunta de  ¿Qué aporto que los demás no pueden?

Puntos más importantes de Marca la Personal:

  • Mostrar que eres único
  • Que conozcan tu capacidad
  • Que no eres “la copia de alguien más”

6. NO SER UNO MISMO

Existe un gran error, que resume los anteriores y aun los que puedan faltar de mencionar, y es el no comprender que tu marca personal es la representación de ti mismo.

No ser fiel a lo que tú eres, creará una imagen distorsionada e incompleta de ti mismo, la cual nunca convencerá a las personas. El vender una imagen falsa o distorsionada puede traer consecuencias serias, porque al final la personalidad saca a relucir a nuestro verdadero yo y si no cumple con las expectativas generadas, las consecuencias son contraproducentes.

IMAGEN 3

Imagen original de: http://2.blogs.elcomercio.pe

CONCLUSION

Se original, muéstrale a todos quien eres, muestra tus logros de forma responsable, utiliza los medios de comunicación de una manera eficiente y constante, como todo un emprendedor, entonces seguramente tu marca personal dejará atrás todos estos errores y te convertirá en alguien trascendente en la mente todo el mundo.

Fuente: Ser Emprendedor

Shares
Share This