Aunque es algo que nadie desea, los errores y fracasos son parte de la vida. Cuando se trata de emprender un nuevo negocio siempre existirá la posibilidad de fallar, sin embargo, es algo que muchos empresarios exitosos en algún momento experimentaron. Fracazar y cometer errores son cosas que no podemos evitar, pero si sigues algunas de las siguientes recomendaciones podrás superarlas y lograr retomar el camino del éxito.

Hablemos un poco del miedo al fracaso:

Aceptar los Errores

Los tropiezos de la vida son tan comunes como los éxitos, el fracaso ayuda a crear balance en la vida y lo mejor es verlos como una oportunidad de crecimiento en tu negocio. Aceptar que inevitablemente las cosas no siempre saldrán como se planean es importante, así será más sencillo que vuelvas a intentar algo más para alcanzar tu meta.

De hecho, a veces el perfeccionismo es motivo de que se tenga miedo al fracaso. Buscar ser perfecto es como sembrar semillas de decepción, intentar y fallar es un mucho mejor que jamás haberlo intentado y nunca tener éxito.

A continuación de damos algunos consejos que ayudarán a aceptar y superar los errores que cualquier emprendedor enfrenta en el camino.

  • Mantenerte Concentrado en lo Importante: Procura recordar constantemente que eres suficientemente bueno en diversas cosas. Como dijimos anteriormente los fracasos sirven como prueba para alcanzar los objetivos, aunque este miedo no está fundamentado en la realidad pues finalmente nadie es perfecto y todos erramos en algún punto de nuestras vidas, lo mejor es aprender de la experiencia y seguir concentrado en el objetivo.
  • Mantén la Calma: Sea cual sea el motivo de tu fracaso en el negocio, no pierdas tu compostura, trata de mirarlo de esta manera: no hará ninguna diferencia si pierdes la calma o si la mantienes, pero te quitará menos energía y mantendrá tu reputación si escoges la segunda. Puede que sientas mucha frustración y enojo, pero lo es mejor es canalizar estas emociones en buscar alternativas viables y factibles.
  • No Desquites tu Enojo con Otros: No es bueno guardar tus sentimientos, pero tampoco puedes ir por ahí desquitando tu ira en tus empleados o familia. Puedes optar por salir a correr, nadar o inclusive tomar una sesión de boxeo para aliviar la tensión y darte tu espacio para pensar. Aquí te dejamos algunos ejercicios de relación que te pueden servir:
Ejercicios de Relajación Muscular

Imagen Original de: http://xananatura.blogspot.mx/2011/10/vertebras-cervicales-dolor-cervical.html

  • Toma tu Tiempo: Ten presente que la gente usualmente no se recupera de un fracaso de la noche a la mañana. Así que tienes la libertad de tomarte el tiempo que sea necesario para que sanes las emociones. Sin embargo eso no significa que desperdicies tu tiempo lamentándote, procura invertir este tiempo en planear estrategias y analizar cuáles fueron las causas del fracaso.
  • Olvida la Opinión de Otras Personas: Cualquier fracaso siempre será en algún momento noticia del pasado, pero si piensas que otras personas te están juzgando, no pasará mucho antes de que estén ocupados preocupándose sobre sus propias fallas, recuerda que después de todo, todos fallaremos alguna vez, entonces ¿qué importa lo que los críticos piensen? La mayoría del tiempo no tienen ni idea del esfuerzo que se ha invertido en abrir tu negocio ni de lo que intentas alcanzar. Permite que cada fracaso sirva como una oportunidad de fortalecer tu determinación.

Convertir el Fracaso en Oportunidad

Ten en cuenta que toda negatividad está en tu cabeza, entonces si deseas recuperarte. La clave es pensar que este fracaso te regalo más conocimiento, percepción y experiencia. Salte de tu esfera negativa personal y acércate a gente que posiblemente ya paso por la misma experiencia, así podrás aprender más de tu fracaso.

Visualiza cada fracaso como un escalón que te hará más fuerte y resistente. Trata cada desilusión como una oportunidad de aprender qué no hacer en el futuro.

Además, es importante mencionar que debes ser muy cuidadoso en no tomar los errores de otras personas o circunstancias como “tus” fracasos. El humor es una manera de decirte que no necesitas cargar el peso del mundo sobre tus hombros y que a veces las cosas sólo suceden, sin importar lo que hagas o no hagas.

Seguramente has escuchado de alguna de estas personas famosos y como superaron sus fracasos:

Historias de Fracasos

Imagen Original: http://www.guiae.eu/como-afrontar-un-fracaso/

Revisa lo que tu Fracaso te ha Enseñado

El sociólogo Hugh Mackay cree que no valoramos el fracaso como deberíamos. Al decir que el fracaso a menudo es interpretado como una señal de incompetencia, quiere hacer entender que esta negación juega un papel importante como parte del proceso de maduración a través de la vida.

También puede ser el caso que hayas hecho ver a un fracaso peor de lo que es; el fracaso parcial también es un éxito parcial y si puedes identificar lo que fue exitoso y construir sobre eso, el sentimiento de haber fallado se hace menor.

A continuación te presentamos algunos puntos que te ayudarán a aprender de tus errores.

  • Analiza tus Objetivos: Algunos emprendedores cometen el error de generar falsas expectativas. Debes de analizar si lo que habías planteado en un principio era realmente posible.
  • Identifica la Magnitud: Separa los errores en superficiales y profundos, en pasajeros o crónicos, y concéntrate en los profundos y crónicos, porque los otros desaparecerán con mayor facilidad, sólo hay que identificarlos y corregirlos.
  • Analiza tu Modo de Vida: El trabajo y el ritmo de tu vida personal, son dos aspectos que se complementan cuando empiezas un negocio, en este punto debes analizar si tu estilo de vida influyo en tus labores o responsabilidades.
  • Cualidades y Capacidades: Tener los conocimientos para hacer una buena producción son aspectos fundamentales para consolidar una empresa, aquí la pregunta es si tenías los conocimientos o si es necesario capacitarte más.
  • Factores Externos: El fracaso suele repercutir en sentimientos de frustración y culpa, pero también existen causas externas que pudieron influir, lo importante es analizarlas, identificarlas y desarrollar estrategias que pudieron contrarrestarlas.

Un punto importante es que fallar en la creación de un negocio propio puede ayudarte a descubrir tu mejor yo y encontrar tu verdadera pasión. Es una señal de que estás dispuesto a perseverar y a descubrir tus nuevos talentos y el borde de los que ya tienes; alcanzando más allá de lo que sabes hacia lo que no sabes. En el caso de un negocio podrías encontrar nuevos mercados o hasta un nicho que te lleve al éxito.

Prepárate para Intentar de Nuevo

El célebre escritor y empresario estadounidense Dale Carnegie alguna vez dijo que era esencial “desarrollar el éxito de los fracasos. El desánimo y el fracaso son dos de los escalones más firmes hacia el éxito.” La persistencia es la fuente del éxito para la mayoría de la gente en este planeta. Los éxitos instantáneos son extraños; los grandes empresarios son personas que han tratado, fallado y tratado de nuevo.

Cuando un negocio no resulta como se esperaba, es normal que se tengan dudas de volver a intentarlo, sobretodo cuando el tiempo pasa y no llegas a consolidar tus ideas o sueños, pero tener la mesura que te brinda la experiencia, es un factor determinante para que combinado con el ímpetu de todo empresario puedas replantear tus ideas y las estrategias para volver a intentarlo.

Finalmente recuerda no confundas la falta de persistencia con una meta que no es posible alcanzar; enfócate en la meta y toma lecciones de lo que no funcionó para mostrar cómo puedes encontrar nuevas y mejoradas maneras de alcanzar tu meta esta vez.

Fuente: Ser Emprendedor

Shares
Share This