Workopolis descubrió en su encuesta que el 90% de las personas creen que hacer Home Office los hace más productivos.

Sin embargo, puede haber distracciones como, lavar la ropa, sacar al pasear al pero, tareas de tus hijos, pareja, vecinos ruidosos, etc.

Entre todas estas distracciones puede ser complicado concentrarse y ser productivo, pero hay técnicas que yo mismo he puesto en práctica y me han funcionado.

Ahora quiero pasarte estas ideas para que tú también logres ser súper productivo ahora que tienes que hacer Home Office.

1. Crea un espacio de trabajo cómodo y agradable

Sería Increíble tener una oficina con un amplio escritorio, una silla ergonómica, iluminación, un bello paisaje y muros y puertas gruesos que aíslen todos los ruidos.

De acuerdo, sé que para la mayoría de las personas que hoy en día están trabajando desde casa eso suena imposible, pero eso no implica que no puedas adaptar un espacio en tu casa para trabajar lo más cómodo posible.

Lo primero es que busques una habitación que este lo más alejada de la calle, así evitarás el molesto ruido del tráfico.

Si puedes, pinta la habitación con un color relajante, se supone que el verde es excelente para la productividad.

Aquí te dejo unos consejos de cómo puedes hacer un espacio para hacer Home Office.

Asegúrate de que tu espacio tenga una ventana, a menos que disfrutes de la sensación de trabajar en una cueva.

Coloca  plantas o una pequeña fuente fuera de la ventana, para darte  algo que no distraiga y que sea pacífico para mirar.

Deja suficiente espacio para poder tener todo lo que necesita para realizar tu trabajo.

Los Muebles para tu oficina en casa son importantes, por eso te recomiendo que pongas énfasis en colocar una silla cómoda, al final pasarás mucho tiempo en esa habitación y una silla cómoda te ayudará a ser más productivo.

2. Date un tiempo de esparcimiento

Seguramente has visto esas hermosas oficinas de Google, donde tienen cafetería, zonas de esparcimiento, jardines, toboganes, etc.

Bien este tipo de oficinas se diseñaron de esta manera, porque incentiva la productividad de los trabajadores y hacen que los horarios de oficina sean menos rutinarios.

Estos espacios permiten que los empleados puedas disfrutar de breves momentos de esparcimiento y descansen su cuerpo y cerebro de las actividades diarias.

Tú también puedes crear un espacio parecido y así ser más productivo cuando haces Home Office.

Ahora que estás en tu casa trabajando puedes tener a la mano alguna actividad u objeto que te permita relajarte. Puede ser un libro, algún instrumento musical, un pequeño juguete, etc.

Solo recuerda, no caigas en la tentación, debes medir tu tiempo y hacer estas actividades por breves periodos de tiempo, al final la idea es salir un poco de la rutina.

3. Trabaja lo más cómodo posible

Cuando haces Home Office tienes la opción de ser menos estricto con tu forma de vestir, pero cuidado, esto no quiere decir que deambules por la casa en boxers y sandalias.

La ropa cómoda siempre hará que te sientas más a gusto y puedas trabajar más relajado.

Para trabajar cómodo desde casa puedes utilizar ropa sencilla, pero de bes estar lo suficientemente arreglado para hacer una video conferencia o video llamada.

También te recomiendo que Inviertas en una buena silla de oficina y te asegures de estar sentado en una posición ergonómicamente correcta en su escritorio.

Si te sientes realmente incómodo sentado demasiado tiempo, prueba con un escritorio de pie, No los disfruto particularmente, pero algunas personas juran que los ha hecho más productivos.

 

 

4. Tomate un tiempo para hacer breves rutinas de ejercicio

Te sorprendería lo que puedes lograr con una banda elástica, o si tienes más dinero, una caminadora.

Todo mundo sabe que hacer ejercicio en benéfico para la salud, pero también puede ser de gran ayuda para que seas más productivo.

El ejercicio te ayuda a:

  • Aumentar la memoria.
  • Mejorar la concentración.
  • Impulsar la creatividad.
  • Mejorar la condición física.

Tomar estos breves descansos para hacer ejercicio puede ayudarte a enfocarte y revitalizarte según sea necesario durante el día.

Aquí te dejo un interesante video de algunas rutinas de ejercicio:

 

 

5. Limpia con frecuencia tu espacio de trabajo y evita acumular cosas

Cuando se hace Home Office es común que se acumulen cosas en el escritorio, especialmente si tienes niños o tienes que combinar tu tiempo con algunas otras actividades del hogar.

Para ser productivo trabajando desde casa debes hacerte el hábito de mantener limpio y en orden todo tu espacio de trabajo.

Mira lo hermosos que lucen los espacios bien arreglados:

Resiste el impulso de usar ese espacio como almacén y pide a los demás miembros de tu familia que eviten entrar a tu espacio de trabajo o colocar cosas que son ajenas a tus actividades laborales.

 

6. Toma descansos para cerrar los ojos

Te sorprendería la gran diferencia que puede hacer, cerrar tus ojos por unos minutos.

Es difícil recordar hacerlo regularmente, así que haz un esfuerzo real y pruébalo ahora mismo (Cierra tus ojos…) ¿Ves cómo funciona?

También puedes reducir la fatiga visual siguiendo la regla 20-20-20, es decir, cada veinte minutos, deja de mirar tu pantalla. Mira algo a 20 metros de distancia y sostenlo por 20 segundos. ¡Tus ojos te lo agradecerán!

 

7. Trabaja por objetivos bien definidos

Si trabajas en casa puedes caer en distractores, así que debes definir horarios y tiempos específicos para hacer tus actividades laborales.

Te aconsejo que hagas una lista de tareas que debas completar todos los días y síguela estrictamente.

Al principio no será sencillo, pero si logras hacerlo por 20 días, el hábito se quedará y todo será más sencillo.

Para poder cumplir tus objetivos diarios aquí te dejo seis útiles consejos:

Cada vez que termines una tarea táchala de tu lista y si es posible recompénsate con alguna actividad que te guste, esto es un refuerzo positivo y te ayudará a fomentar el buen hábito.

8. Se estricto para que no te interrumpan en tus horas de trabajo

Este es uno de los puntos más complicado cuando se hace Home Office.

Cuando estás trabajando en casa tu familia puede pensar que estás de vacaciones o que no estas ocupado, por ello es muy importante que desde el primer día establezcas reglas claras e indicaciones.

De forma amable y clara indícales que ¡trabajar desde casa todavía significa trabajar!, por ello no pueden ni deben interrumpirte a cada rato.

Diles en que horarios estarás disponible para atenderlos y explícales los motivos. También es recomendable que les digas en qué situaciones pueden interrumpirte, especialmente cuando se trate de tus hijos o pareja.

Una vez que hayas informado a las personas sobre tus horas de trabajo, no hay necesidad de disculparse por no estar disponible para cualquier cosa que no sea una emergencia real de cinco alarmas.

Si no estableces los límites, nadie lo hará por ti.

Conclusión

Hacer Home Office es un práctica común en la época moderna y es una oportunidad para ser más productivo sin salir de casa.

Sigue los consejos que mencioné en este contenido y verás que tendrás excelentes resultados.

Si tú tienes alguna sugerencia de cómo ser más productivo cuando se hace Home Office, por favor déjala en los comentarios.

¡Nos leemos la próxima!

Jesús Del Carmen
Shares
Share This