Cómo superar una crisis económica en mi empresa

enfrentar una crisis económica en tu empresaIdentificar a tiempo los problemas económicos puede evitar crisis en las empresas. Hay que poner atención para identificarlos y contrarrestarlos.

Pueden ser situaciones sutiles que en un principio parecer normales, pero cuando si hay pérdidas eso quiere decir que algo no anda bien, así que hay que implementar acciones concretas y darles seguimiento.

Es verdad que no hay una varita mágica, pero sí hay acciones que pueden ayudar a tu empresa en crisis económica a salir adelante.

 

¿Qué es una crisis económica?

Es una situación que genera cambios e inestabilidad en materia económica. Esta situación genera un panorama desalentador en lo relacionado a los aspectos comerciales, inversiones y negociaciones.

Una crisis económica puede derivar en la disminución de productividad, paros laborales e incluso el paro definitivo de actividades.

Para evitar llegar a situaciones extremas es importante saber detectar cuando una empresa está en crisis económica.

 

¿Cómo detectar una crisis económica en una empresa?

Quizá hayas notado que últimamente tienes poco presupuesto para hacer las compras diarias, insumos, materia prima, es decir, todo lo que te permite seguir produciendo. Esto es la alerta más clara, pero existen algunas más sutiles.

Presta atención para identificarlas a tiempo.

Enlistaré algunas circunstancias comunes que te permitirán detectar si actualmente tu empresa está atravesando por un problema económico.

 

Pocos ingresos y más gastos

Este factor es uno delo que pueden desencadenar crisis económicas en las empresas, sin menospreciar a los que continúan.

Tener más gastos, no significa que la organización esté invirtiendo más en materia prima para producir porque está vendiendo más, definitivamente no hay lógica en vender más y tener menos ingresos,

¿Estás de acuerdo?

Tener más gastos puede implicar fugas y son precisamente las que debes identificar primero, pero ¿Cómo?

A partir de ahora debes analizar todos los gastos, si es posible con factura en mano.

Cada departamento de la empresa requiere  ciertos insumos para producir, así que estas áreas hacen los requerimientos (mes, bimestral, anual) donde hacen un estimado de los costos.

Puedes detectar lo que está afectando en relación a este punto a través de un análisis individual y en conjunto con socios o jefes de otros departamentos.

Revisa tu control de ingresos y egresos para detectar gastos innecesarios.

 

Poca liquidez para una buena solvencia

Éste factor es muy identificable en una empresa, existen formas de conocer la liquidez y solvencia de una empresa, se trata de cálculos contables que realiza el departamento de contabilidad.

Tener la liquidez suficiente es tener la capacidad de convertir los activos fijos de la empresa en efectivo rápido, que permitan una solvencia de los pagos o deudas con nuestros proveedores empleados, e inclusive, pagos de impuestos.

Detecta los activos que tienes actualmente, su edad de uso, las ocasiones que les has tenido que dar mantenimiento.

Observa cuántos proveedores son lo que constantemente compras y si tienes alguna deuda con ellos, qué cantidad por cada uno y en total por todos y desde cuándo no se ha abonado a esa deuda y cuáles han sido los motivos.

Si no tienes deudas ya te salvaste de que los intereses te coman en menos de medio año.

 

Exceso de pago de impuestos

Te sonará un poco extraño, pero el exceso de pagos que se realiza por impuestos es un detonante para que un negocio decida darse por vencido en el mercado, porque ha caído en una crisis económica no bien administrada ni controlada.

Sabemos que de acuerdo al régimen en el que te encuentres, serán las obligaciones a las que estarás condicionado, así que ponte a revisar las declaraciones y los pagos que hayas realizado de los últimos meses o bimestres para detectar si estás pagando muchos impuestos, de este modo sabrás cuál es el error que estás cometiendo.

Evita dejar todo en manos del contador, debes revisar constantemente los ingresos que tienes, cuáles son tus gastos y ganancias que se obtienen para evitar que tu empresa caiga en una crisis económica.

 

¿Cómo superar una crisis económica en mi empresa?

Puedes superar una crisis económica primero ¡tranquilizándote!

No ganas nada en dar vueltas como abeja alrededor del panal, concéntrate, enfócate y actúa.

Considerando el orden de los temas que te expuse de cómo detectar ciertos casos de una crisis económica, te explico a continuación cómo se puede superar estas crisis e incluso fortalecer a tu empresa.

 

#1 Identifica el uso y aprovechamiento de recursos

¿Qué pasa cuando si se realizó un presupuesto adecuadamente, pero aun así los gastos siguen superando los ingresos?

En este caso debes detectar, una posible “fuga”, con esto no estoy asegurando que tus empleados apliquen el “robo hormiga”, claro en algunos casos si se dan, pero lo que deseo hacer conciencia es que existen otros tipos de fuga como lo son:

  • Desperdicio de materia prima
  • Gastos innecesarios o superfluos
  • Falta de capacitación
  • Falta de mantenimiento a equipos o maquinaria

 

Desperdicio de materia prima

Algunas empresas mantienen algunas prácticas que son nocivas. Cuando se tiene abundancia compran en exceso materiales que terminan convirtiéndose en desperdicio o peor aún no son aprovechados adecuadamente.

Analiza cada una de las áreas y asegúrate de que cuenten con lo necesario para su producción, y que cada elemento que se adquiera sea bien aprovechado.

 

Gastos innecesarios o superfluos

Para evitar o superar una crisis económica en una empresa, hay que hacer ciertas reducciones. Revisa cada uno de los departamentos y evalúa qué aspectos son indispensables para la producción y aquellos que no son necesarios eliminar.

Es necesario cambiar ciertos esquemas en la empresa, solo recuerda que debes tener cuidado de no sacrificar aquellos elementos que disminuyan el confort o seguridad de tus empleados, ya que la final ellos son lo más importante en cualquier organización.

Capacita a tus empleados para aprovecharlos al máximo

Pensarás que esta situación es insignificante, pero no es así, te lo expongo de este modo:

Si analizamos la imagen anterior, ambos empleados tienen las mismas posibilidades de producir cantidades muy similares con el insumo, material que se les proporcionó, y aquí no estoy haciendo referencia a las capacidades y destrezas de cada uno.

El hecho de que ambos tengan diferencias enormes consiste en la falta de capacitación para utilizar la máquina.

Este ejemplo aplica también sobre el aprovechamiento de materia prima.

Asegúrate de que la gestión de tu personal sea buena.  Contrata a personas con un perfil adecuado para cada área y que al integrarse reciban una adecuada y constante capacitación

No olvides que los empleados deben adaptarse y sentirse cómodos y a gusto en tu empresa, esto fidelizará a tus trabajadores y evitará rotación de personal.

Asegúrate de darle mantenimiento a cada equipo a maquinaria

Es indispensable poner atención a este punto, porque al final gracias a la mano de obra y la transformación que se realiza de la materia prima es como podrás tener ventas y tener más ingresos.

Si tienes máquinas en deterioro producirán menos, echarán a perder la materia prima y tendrás la necesidad de resurtir tus materiales.

 

#2. Asegúrate de tener una buena solvencia

Al identificar cuáles son tus activos y de acuerdo a tus estrategias, puedes determinar en qué periodo los convertirás en dinero palpable para tener la solvencia para nuevas inversiones o terminar con tus deudas.

Lo más pronto posible liquida las deudas que hayas obtenido durante otra crisis no bien manejada, proveedores, empleados, socios, banco, etcétera.

Es importante que, si tienes la oportunidad de pagar tus compras en ese momento, evites pedir crédito a tus proveedores, ser moroso de pagar impuestos a tiempo o deberles horas extras a tus empleados.

El objetivo es que cuando tengas rachas buenas de ingresos, destines una parte del dinero a una cuenta exclusiva de ahorros, adelantes rentas, adquieras herramientas para tu negocio, etcétera; será el único modo que podrás superar una crisis económica.

 

#3. Paga en tiempo y forma tus impuestos

Tener una empresa requiere de llevar una contabilidad bien controlada.

Puedes superar una crisis económica de éste tipo buscando en todo momento facturar las ventas, facturar los gastos (deducibles solo si están relacionados a las actividades desempeñadas), cumpliendo con las fechas destinadas para realizar las declaraciones y pagarlas en tiempo y forma.

Recuerda que el SAT sabe muchas cosas sobre nuestro negocio y que por cualquier situación que omitas o se invente, perjudicará tu estabilidad económica, pues se vendrán multas y sanciones.

 

Conclusión

Para finalizar, en el mundo de los negocios existen muchas crisis económicas, podría asegurar que no hay un número exacto, sin embargo, considero que las que te compartí servirán para que detectes otras y empezar a trabajar más en el lado económico para que de ese modo asegures que tus demás objetivos, como: publicidad, marketing, presencia de la marca en el mercado y demás, puedan llevarse a cabo teniendo un estado económico bueno para seguir invirtiendo.

 

Autor

  • Mau Cortés

    ¡Hola! Soy licenciada en Negocios Internacionales. Me enfoco al desarrollo, gestión y optimización de planes de negocios para pequeñas y medianas empresas. Me gusta escribir y translimitar mis conocimientos.

Deja una respuesta